La última lección…

Publicado: 1 junio, 2007 en Sin categoría
¡Lo que es la vida! Seis años ya de carrera… y ayer asistí a mi última clase… ¿Recordáis vuestra primera clase? El otro día me dijo López que sí se acordaba de la suya. Con su cara de pipiolo y el empanamiento normal del primer día de colegio… Él también tuvo su última clase la semana pasada, el lunes. Me faltó ná para hacer lo que siempre hemos dicho que íbamos a hacer: meterme en una clase suya. Nunca lo hemos hecho al final. Siempre decíamos de meternos en clase de alguien y putearle y tal, pero al final siempre nos rajábamos. Ahora que lo pienso, creo que siempre coincidía, o muy amenudo, que os queríais meter en la mía, y me picaba y no os dejaba. Creo que una vez anduvo cerca…
 
Pero ya se acabó. No voy a decir que parece que fue ayer… porque no me lo parece. Han pasado seis años, y los tengo exactamente en la cabeza, ni un minuto más ni uno menos. No los cambiaría, podrían haber sido mejores, todo es mejorable, pero podrían haber sido muchísimo peores… guardo un puñado de recuerdos impagables, y eso ya es mucho para mi pobre cerebrito…
 
La profe me dedicó la clase. Se llama Elena Nájera, me ha dado un par de clases, es maja. Me sentí abuelete, eso sí. Ninguno de la clase era pequeño. Había un tío con carrera ya e hijos, y los demás alguno tiene ventiséis y otra mi edad… pero bueno, yo acababa ya. Era el veterano. Era el que a lo mejor alzaba la mano y respondía algo porque, claro, "es que ya es su último año… si no sabe algo ahora ya, pa matarle…" Al menos eso decía yo de uno que venía a primero conmigo, un chaval calvete -ejem- con gafitas -ejem ejem!- que nos contaba que empezó la carrera cuando ésta se inauguró en San Vicente, es decir, era de la primera promoción de Humanidades… joder, con eso se farda, ¿no?, ¿o es que yo soy muy friki? jaja Creo que se llamaba Adolfo o Gustavo, no sé, un nombre de estos visigodo. Me acuerdo de que mantenía discusiones con el de derecho, Manuel Atienza, todo un catedrático de Teoría del derecho, una fue así:
 
"Atienza: …entonces, cuando hablamos de obligatoriedad o prohibición en el código civil o penal hablamos de categorías bla bla, por ejemplo, decir que algo está prohíbido equivale a decir que es obligatorio la no comisión de la acción que se penalice, por ejemplo, decir prohibido fumar es lo mismo que decir está obligado no fumar…
 
Alfonso o Gustavo: ¿y qué criterio se sigue para poner una formulación u otra en los códigos?"
 
Yo me acojoné. Atienza era un tío rarillo, muy inteligente, brillante, pero se enfadaba con facilidad, y nunca sabías por dónde te iba a salir… Escuché ésa pregunta y me dije, ya está, se lo come… pero ¿sabéis qué respondió Atienza?
 
" Atienza: …mmm… buena pregunta…"
 
¡Buena pregunta!! Ahí me di cuenta de lo friki que puede ser un filósofo analítico… Y es que no les gusta dejar nada al azar. Nada. Todo tiene que tener su explicación razonada, y mucho más en derecho, todo tiene un sentido, (uno de sus libros se llama así precisamente, el sentido del derecho), así que el hecho de que Atienza dijera lo que ahora va a decir tiene bastante más importancia de lo que se entrevé:
 
"Adolfo o Gustavo: Entonces ¿es completamente arbitrario?
 
Atienza: (chan chan, tensión…) Sí… así es. Es por comodidad…"
 
En realidad recuerdo que lo dijo como quitándose un peso de encima, como si el derecho, aunque fuera en una cuestión tan nimia, pudiera tomarse un descanso racional…
 
Pues sí, recuerdo esa discusión. Y recuerdo otra que tuvo, esta vez con el profesor de historia de la ciencia y de la técnica, una asignatura que tiendo a olvidar… no sé por qué. Ésta ya la recuerdo peor, pero me acuerdo que los dos solitos fueron soltando frases, uno respondía a la del otro, hasta que al final dijeron:
 
"Profesor: Entonces, ¿cómo se demuestra la veracidad, para la iglesia, en este punto?
Adolfo o Gustavo: Dogma"
 
O algo así, me gustó porque el profesor se emocionó bastante con la respuesta. Lo repitió "¡dogma!, ¡eso es!" Y a mí me llamó la atención el hecho de que, de todas las palabras que tiene el español, el gustavo adolfo diera con la, probablemente, única perfecta que el profesor quería escuchar… o incluso mejor, se alegró tanto que creo que ni él estaba pensando en esa, pero ésa era mejor.
 
Así que ahora, poco más o menos, soy yo ése chaval… Bueno, con diferencias. Yo no voy a ninguna de primero -por los pelos, aunque sí a una de segundo- y él venía a varias y, ahora que lo pienso, siguió viniendo hasta hace muy poco a clase… y hace poco le vi en la uni, aunque digo yo que habrá acabado la carrera.
 
Seis años estudiando tíos muertos casi todos. Algunos no, algunos aún viven, pero muchos muertos y muertos hace ya mucho. (joder, es casi un quiasmo)
 
El Torre y yo llevamos diciendo todos los años, sobre todo en temporada de exámenes que es cuando más tiempo pierdes, aunque sea cuando más lo necsitas, o precisamente por eso, llevamos diciendo, digo, que nos tenemos que hacer una foto los dos con barbacas y que salga bien claro FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS… y ná, no nos la hemos hecho… Somos unos dejaos, y me jode, porque ya se me ha caido bastante pelo, y creo que hasta en la cara se me nota que ya no tego veinte años… y no lo digo por la cicatriz, o no sólo. Aún queda tiempo.
 
En la universidad fue donde conocí a mucha gente. Al negro, por ejemplo, lo vi por primera vez hace ya más de seis años, cuando yo aún estudiaba -es un decir- derecho, y vino con el coche hasta la misma facultad… por dentro de la uni… jaja, qué grande. Botella de jackie en mano, haciendo lo que tantas veces haríamos él y yo -y torre y pablo y lópez y quien se apuntara…-, calmar la sed de nuesra juventud, apagar su fuego… y así hasta hoy, y por muchos años, aunque ya no sean universitarios…Por supuesto, compañeros de clase durante tanots años… al final hemos quedado los que hemos quedado… suele pasar estas cosas, unos acabn antes, otros después, muchos se la dejan…
 
Me acuerdo muy mucho de las cervezas en el club social, de cuando se podía fumar en las facultades, de mi añito en el piso… Se ha pasado rápido y no, es como todas las cosas… y como dice el López, el tiempo no existe, sólo todo cambia de lugar… y es verdad.
 
Bueno, pero que no quería aquí hacer ninguna elegía ni nada de eso, lo que se acaba se acaba, y se acabó. Es el fin de una etapa, y ya lo estoy echando de menos, pero siempre me puedo sacar otra carrera ¿no?
 
Habré tomado cientos de hojas de apuntes, miles de pealabras… Y no lo hice aposta, pero me dí cuenta de la última palabra que tomé en clase. De todas las que he tomado en estos años, la última, la que ha cerrado el ciclo, es una que no está mal del todo, para no haberla elegido y haber sido totalmente aleatoria (¿totalmente?) no me desagrada… ésta es. Salvaguardar. Así que le haré caso, salvaguardaré lo que haya que salvaguardar de todos estos años…
 
Así que ya está. Ya he recibido mi última lección. Se supone que del chaval que entró a su primera clase allá por el noventay nueve o dos mil, hasta el que escribe esta mierda, hay un pequeño abismo. Entró un capullete y sale otro capullete, pero humanista. Ya me han dicho todo lo que tenían que decirme, y ahora ¿qué? ¿eso es todo después de seis años de leal servicio? ¿hasta luego y suerte? No recuerdo haberle dicho suerte… me contestaría la universidad…
 
Y juro que no lo había planeado, pero me he ido emocionando a medida que escribía, y me he acordado de una frase de una canción de Calamaro : "Que más quisiera que pasar la vida entera, como estudiante el día de la primavera, siempre viajando en un asiento de primera, el comandante de tu balsa de madera" He cantado esta canción todos los días durante los últimos seis siete años… bueno, más o menos, claro. 
 
 
 

soy vulnerable a tu lado más amable
soy carcelero de tu lado más grosero
soy el soldado de tu lado más malvado
y el arquitecto de tus lados incorrectos

soy propietario de tu lado más caliente
soy dirigente de tu parte más urgente
soy artesano de tu lado más humano
y el comandante de tu parte de adelante

soy inocente de tu lado más culpable
pero el culpable de tu lado más caliente
soy el custodio de tus ráfagas de odio
y el comandante de tu parte de adelante

perdiendo imagen a tu lado estoy mi vida
mañana será un nuevo punto de partida
soy vagabundo de tu lado más profundo
por un segundo de tu cuerpo doy el mundo

que más quisiera que pasar la vida entera
como estudiante el día de la primavera
siempre viajando en un asiento de primera
el comandante de tu balsa de madera

que más quisiera que pasar la vida entera
como estudiante el día de la primavera
siempre viajando en un asiento de primera
el carpintero de tu balsa de madera

aaahhh….

soy el soldado de tu lado malvado
y el comandante de tu parte de adelante

perdiendo imagen a tu lado estoy mi vida
mañana será un nuevo punto de partida
soy vagabundo de tu lado profundo
por un segundo de tu cuerpo doy el mundo

que más quisiera que pasar la vida entera
como estudiante el día de la primavera
siempre viajando en un asiento de primera
el comandante de tu balsa de madera

que más quisiera que pasar la vida entera
como estudiante el día de la primavera
siempre viajando en un asiento de primera
el carpintero de tu balsa de madera

aaahhh….

soy el soldado de tu lado malvado
y el comandante de tu parte de adelante
aaahhh…

soy el soldado de tu lado malvado
y el comandante

sólo estoy sólo y estoy buscando
es a alguien que me está esperando
que me entienda y si no me entiende
alguien que me comprende
alguien a alguien para recordar
de memoria cuando estoy de viaje
cuando estoy muy lejos y
soy un vagabundo y camino bastante
alrededor del mundo
pero quiero volver a mi casa
a alguna casa
para encontrar a esa princesa vampira
que respira
que respira y me mira

 

La parte de adelante, Honestidad brutal, banda sonora de mi vida universitaria, con lo dicho arriba, no le voy a dar más explicación a esta canción. quien no la haya escuchado y saboreado con dieciocho años… beuno, que lo haga ahora jajaj

 
 
Anuncios
comentarios
  1. Jose Manuel dice:

    yeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
    ya ves tron, ke recuerdos….
    oye lo de la foto hay ke hacerlo este junio, pero déjate barba joputas!
     

  2. Noelia dice:

    Madre mía Luis… no sabes la envidia que me das al saber que ya terminas… Tú cometiste la misma equivocación que yo al elegir la carrera de Derecho, eso sí, rectificando a tiempo y acabando a una edad considerable! Aunque como tú bien dices, estos años que has pasado han sido muy gratificantes y costarán de olvidarse, y coño! para qué olvidarse!!!!!!!!!! pero bueno, como bien dices, siempre hay tiempo de hacer una nueva carrera, jajajajaa, como aquel hombre con sus hijos y mujer!
     
    Yo también recuerdo mi primer día de clase, llegué a la universidad con el Abeu y como no tenía ni idea de dónde era, me acompañó Pablo a la facultad de Derecho. Allí me sentía un poco perdida, aunque tuve suerte de que conocía a María y Carol, grandes amigas ahora, que nos apoyamos en todo momento.
    Me encanta recordar todos los momentos vividos allí, lo cierto es que han sido tantísimos que no podría decir una sola anécdota, porque todo tiene su aquél! jejeje.
    Pero bueno, a mí (y me lo tomo con mucha moralidad) aún me quedan 2 añitos más! aish… aunque bueno, he conocido gente increible y este quizá, y aunq suene un tanto raro, ha sido el mejor año universitario que he pasado. En cuanto aprobados, fiestas, risas, compañerismo, y de todo!
     
    Ay Luiso… da lástima que todo el mundo se esté encaminando y cada vida coja un camino distinto. Aunque como tú bien dices, lo que se acaba se acaba… Y nada… ahora a una nueva experiencia por vivir! míralo por el lado positivo! seguro que nuevas anécdotas vendrán!
     
    Ale, ENHORABUEEEEEEEEEEEEEEEEEEENA!
     
    😀
     

  3. mªCarmen dice:

    Bueno Luisete, por primera vez y sin k sirva de precedente voy a escribir en tu blog!!!Pero es que la entrada que has hecho se lo merece…Me he emocionado y todo!!!!!Sniff!!!!!
    Solo espero que entre todos esos buenos recuerdos que guardas de la uni, haya alguno pequeñito para mi! Enhorabuena wapetón!!!!A ver si este veranito hacemos algo en plan celebración por ti y Marineta, oks!!!!
    Disfruta Luisete!!!!
    Besets de La Mary!!!

  4. Luisillo dice:

    Ésa mary guapa! ¿Cómo que sin que sirva de precedente? De eso nada! Al contrario, que sirva, que sirva de precedente y ya sabes que me alegro cuando me dices que vienes por aquí, mucho más si pones comentario!
     
    Pues claro que guardo algún recuerdo pa ti, y más de uno, es que no me cabía todo en la entrada, y no me he parado a diseccionar todos los momentos… pero, ya que estoy, te digo que me alegro mucho de haber coincidido contigo en la carrera, que nos hayamos cruzado estos seis años, y espero que aún sigamos viéndonos muchos más. Y date caña y apruébalo todo que nos tenemos que ir a celebrar que acabamos todos la carrera este año… y si te queda alguna nos quedamos Marina y yo tb, haciendo créditos de libre o lo q sea! Un beso guapa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s