Bairuch Spinoza

Publicado: 10 mayo, 2006 en Sin categoría
"Por eso hay diferencias éticas entre unos hombres y otros: el hombre razonable y el insensato; el hombre sabio y el ignorante; el hombre libre y el esclavo. Hay una diferencia en lo positivo, en la acción. El hombre fuerte, libre y sabio, se reconoce por sus pasiones dichosas, por las afecciones que aumentan su potencia de actuar, frente al hombre esclavo, débil e ignorante que se reconoce por sus pasiones tristes, que reducen su potencia de actuar"
 
 
 
"Aquí entiendo, pues, bajo la denominación de <deseos cualesquiera>. esfuerzos, impulsos, apetitos y voliciones del hombre, que varían según la variable constitución de él, y no es raro que se opongan entre sí de tal modo que el hombre sea arrastrado en distintas direcciones y no sepa hacia dónde orientarse"
 
Definición I de los afectos…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s